Chispita ha dado a luz!

Esta es la continuación de mi post “Mientras unos luchan …. Otros Bailan”

En un increible esfuerzo mental chispita, mi neurona, ha dado a luz. Efectivamente, tuvo cerca de una docena, o algo más, de pequeñas chispitas neuronales, es decir, la familia se creció. Pero ya querran saber ustedes por qué se creció la familia. Bien, les contaré.

Después de mi último post y de las reacciones que este pudo generar en los otros, vino a mi cabeza algo, que para ustedes podría no resultar grandioso pero para mi si. Por qué no seguir tratando de escribir las solturas neuronares que le dan a chispita (por no decir churrias neuronales pues suena muy curti – lenguaje normalmente utilizado por mi entorno en USBL, Universidad San Boni de las Lanzas – y esto es una cosa con clase), pues podría hacerme famoso, bueno la verdad yo no, sino ella. Entonces llegó la iluminación – musa dirian los más alumbrados – y decididí que me pondría a tratar canalizar cada soltura, eso sí con un buen canal hecho de cemento, puesto que la sal de frutas lua podría endurecer esas solturas y vaya uno a saber que podría pasar.

El caso fue que con el pasar de los días, horas, chispita quedo como lombris con una alberja en el estomago, y eso si cabezona como sulen ser las neuronas, o al menos eso me dijo Wikipedia. Bueno, aquí algo una salvedad por si mis compañeros de carrera leen, no Wikipedia nuestra profesora, a quien de cariño le deciamos así pero no por su basto conocimiento sobre diversos temas, sino por su extraña costumbre de preparar clase tomando como referencia bibliográfica esta enciclopedia libre, que valga a clarar de una, es un importante recurso académico de donde chispita normalmente se nutria de sabiduria.

En su corto embarazo, aun se desconoce quién carajos la violó, chispita empezó con los antojos, el más extraño de todos fue disque un caldo de chisme, de lo que normalmente sobrevive mi programa académico, junto con una arepa rellena de nerds, cosa más extraña. Pero creo que eso en últimas fue lo que determinó que la camada fuera grande y robusta. Ahora, empiezo a tener lapsus mentales en los que me detengo a PENSAR: ¿por qué tengo que seguirme endeudando con el icetex para tener que pagar mi educación, en vez de que las tarifas fueran acordes a los ingresos de mi familia?Afortunadamente son pequeños lapsus porque no podría imaginar que fueran largos, podría resultar hablando como el más nerdo de mi salón y eso no me lo perdonaria. Eww, Gasss!

Además, que mi deuda se incremente con el icetex es cosa de mis padres, no mía. La verdad desde que mis amigos no se enteren que tengo crédito allá y pueda seguir vistiéndome con esta ropita que compro chivis pero que parece original, el resto me vale un chanfle. “Que boleta … uno tan fino endeudado hasta los huevos con el icetex para ponerse a dejar ver que cada peso que le arrancan cuesta”, eso nunca! Pero bueno creo que en parte esa es la realidad de más del 70 % de mis compañeros de U pero que tan solo un 20%, con dignidad y madurez acepta, pero menos mal y yo no estoy dentro de ese 20 % y más bien me sigo haciendo al que el país no le importa, y que allá esa gente de la Universidad Pública con sus reclamos para que el icetex no me siga robando tanto. Al final, estudio en la USBL y mis papas hacen de tripas corazón para pagar y para que yo pueda seguir aparentando.

Pero volviendo con la historia de chispita, les cuento que ya los niños estan medio grandes, pronto estarán en edad de empezar a pensar y supongo que eso me supondrá a mi también hacer el esfuerzo, pero pues esperemos, por ahora solo me iré a ver cómo puedo ir a la fiesta de caras pintadas, a lo mejor y me la mando a pintar de momia, para hacerle gala a lo dinámicos que somos en mi Universidad, pues prefiero decir como Kant “con solo poder pagar, no tengo necesidad de pensar: otro tomará mi puesto en tan fastidiosa tarea”…

Por lo pronto, solo sé que chispita está feliz con su nueva camada y que en unos pocos días volveré a plasmar más de la soltura neuronal de chispita y sus hijos, pues es bueno poder desfogar esa energía, después va y se me acumula y resulto pensando que efectivamente en mi U (privada) la administración debería darnos plata para publicaciones y no para vídeos cirquenses.