Tudo Bem! Primera Semana en Brasil

Hace unos 5 días llegué a Brasil, el país de la Samba, la Capoeira, las garotas y el desarrollo emergente.

Durante estos pocos días, he hecho tantas cosas que parecieran ya varias semanas. De un lado para otro, todo el tiempo. Las ciudades en las que he estado son gigantes. Nunca hubiera dimensionado un país tan grande en nuestro hemisferio sur, seguramente porque en mi mente operaba que eso, aquí, no era posible, pues bien, resulta que para mi ahora como el lema de TeleSur, “Nuestro Norte es el Sur”…

A mi llegada, me recibió un imponente atardecer sobre los cielos de Sao Paulo, que ciudad más grande, en la inmensidad de su espacio aéreo una vista anaranjada y azul en diferentes tonos, desde el más claro hasta el más oscuro.

Llegada a la ciudad
Después de una larga espera, 12 horas, en Sao Paulo llegué finalmente a Belo Horizonte. Lo primero que vi al entrar a la ciudad una bandera de “Galos”, el equipo de la ciudad que acababa de ganar la copa libertadores. Después me encontré con Rodrigo, el estudiante que muy amablemente me llevó hasta la casa donde me quedaré por los 5 meses de mi estancia.

Al entrar a Belo Horizonte, me sorprendió el gran hueco que se ve, producto de una mina  a cielo abierto. Solo pude pensar en la Colosa. Así se verá Cajamarca si se ejecuta tan asqueroso proyecto de Anglo Gold, que a propósito bastante corrupta que si es en todo el mundo!!!

Al llegar a la casa donde resido, me sorprendió lo diferente que son los barrios residenciales brasileños a los colombianos, esperaba encontrar algo más parecido pero no. No soy arquitecto, así que no puedo describir lo extraño que  me resultan. Total, para mi es agradable.

La familia que me recibió como buenos anfitriones me ofrecieron un rico almuerzo. Por estos días un amigo me dijo que los brasileños cocinan muy rico, y así es!!! Realmente me gusta mucho como me cocina la mamá de Nayara, la chica que me hospeda. La gente aquí, incluida la familia es muy amable, se preocupan por ayudarme y hacer que me sienta bien, lo cual se me asemeja mucho con mi país, Colombia.

Puedo decir que realmente aquí en la casa donde viviré por estos 5 meses cocinan muy rico. Delicioso (gostoso) no hay otra palabra para describir.

La Ciudad

Belo Horizonte es una gran ciudad bastante grande y con un sistema de transporte un poco complejo y para mi gusto precario. Debo tomar cuatro buses diarios y es bastante costoso. Ya entiendo las protestas. Por lo demás, la ciudad es genial, me gusta caminar en ella. El centro es espectacular, amo la praça sete y el Mercado Central!! Poco a poco voy descubriendola, es una ciudad amable con los turistas, su clima es perfecto, realmente “remasimo”, como suelo decirle a mis amigos.

Tiene unos paisajes espectaculares y los atardeceres son dignos de un bello horizonte. Algunas veces rojizos, otras amarillos o anaranjados. Los parques siempre están muy llenos de arboles y zonas verdes. Hay un parque que sinceramente cautivo mi atención, “parque das mangueiras” realmente es otra cosa. Rodeado de árboles y mucha vegetación es una alternativa para salir de las dinámicas de la ciudad.

En el CEFET

Esta universidad tiene varios campus, yo he conocido el Campus I y II. Creo, el II es el mejor, tiene más zonas verdes y muchos árboles, realmente como podrán notar, la naturaleza es muy importante para mi. Entre más arboles más energía por ahí y más polos a tierra, en mi parecer.

Allí como en los lugares a los que he ido, la gente es muy amable, realmente me siento como en casa. He conocido varios profesores en el CEFET y algunos muy pocos estudiantes como Elise, la chica de la oficina de relaciones internacionales, quien ha sido de gran ayuda.

Podría seguir escribiendo pero bueno creo que en otros post les seguiré contando sobre esta travesía…

Un fuerte abrazo de luz… La Energía del Sol Central de la Galaxia y de Dios llegue a ustedes!